En Edu1st llevamos años en el compromiso de transformar la educación, no para dejar un mejor mundo para nuestros hijos, sino para dejar mejores personas para el mundo de hoy, que cambia constantemente. Siempre hemos estado convencidos de que pocas áreas del desarrollo humano tienen tantas posibilidades de impactar positivamente como lo hace la educación.

Como parte de los logros de Edu1st y su Modelo VESS, hemos construido una alianza con la Universidad de Barcelona en España para la formación de la primera cátedra de Neuroeducación en el mundo. El principal objetivo de esta propuesta es acercar a la comunidad educativa a los avances de la neurociencia aplicados al aula de clase.

Gracias al advenimiento de nuevas tecnologías en imágenes y exploración del cerebro, hoy hemos podido aprender más de este órgano, que en siglos invertidos en la difícil tarea de entender y conocer más sobre el. En particular en temas de: aprendizaje, memoria, atención, emociones, funciones cerebrales; que implican comportamientos, conductas, desarrollo y maduración entre tantas otras.

Esto no quiere decir que ya lo sabemos todo, en eso no estamos ni cerca, pero si tenemos mucha información importante que nos da pautas muy significativas que nos pueden ayudar a mejorar nuestras prácticas en el área de enseñanza y aprendizaje.

Tenemos la tendencia a volver de moda aquellas cosas nuevas que aparecen, el área de la neurociencia y el aprendizaje no es la excepción, hay también mucha desinformación sobre este tema y uno de los objetivos de la cátedra, es el de acercar a su audiencia a aquello que está más respaldado por la academia y las investigaciones en lo relacionado con el cerebro y el aprendizaje.

La cátedra es el resultado de una relación entre Anna Forés, y los fundadores de Edu1st y creadores del Modelo VESS: Ana María Fernández y Gilberto Pinzón.

Anna Forés docente e investigadora del departamento de Enseñanza y aprendizaje de la universidad de Barcelona, y los fundadores de Edu1st se conocieron en un congreso en España hace un poco de menos de 3 años, desde aquel momento la química y los vínculos fueron inmediatos y ha venido creciendo exponencialmente.

Los tres comparten un grupo de WhatsApp al que llaman «locos por la educación», esto define perfectamente su mayor punto de conexión, sin ser menos importante su aprecio mutuo como personas.

En muy poco tiempo han desarrollado varios proyectos en conjunto,Anna Forés les propuso formar parte de la creación de esta Cátedra de Neuroeducación, la respuesta nuestra fue un “SÍ INMEDIATO”. Desde ahí han trabajado juntos en la creación y desarrollo de la cátedra con Anna y uno de sus colegas, David Bueno, colega y compañero de Anna en la U. de Barcelona y con quien también se dio ese acercamiento experimentado con Anna.

Nada mejor que trabajar en proyectos significativos con gente maravillosa y profesional. Así definiríamos lo que ha sido hasta ahora la constitución de este proyecto lleno de posibilidades.

Arriba
M

Elije el idioma de preferencia

English

Español

X
X